Nuestro Señor Jesucristo Yacente

Durante los siglos XVIII y principios del XIX hubo una estampa que caracterizaba la celebración de la Semana Santa en El Puerto. Los hermanos de la Soledad  y la Comunidad de los Mínimos del monasterio de la Victoria celebraban la ceremonia del Descendimiento con el titular de la cofradía, mediante los brazos móviles que disponía la imagen. El Cristo del Santo Entierro se hallaba en posición de crucificado durante todo el año, salvo el Viernes Santo, cuando era depositado en una urna, como yacente, hasta después de Pascua.

 

El Descendimiento, las mañanas del Viernes Santo, en ocasiones en el interior de su capilla del Calvario del Monasterio de la Victoria, o en el exterior del edificio. Se estima que este rito podría haberse generalizado a finales del siglo XVII, en los inicios de la oleada artística barroca, y en el caso portuense pervivió al menos hasta la marcha de la orden de los Mínimos del monasterio en 1.835. La ceremonia, según lo comparado con otras localidades, constaba de un desfile hacia la cruz, mientras un religioso, predicaba un sermón alusivo a la Pasión. Dos hermanos, vestidos con estolas y representado a Nicodemo y San Juan de Arimatea, tomaban las escaleras, la colocaban en el travesaño y subían por ellas a la cruz. Se desprendían los clavos y mediante las sábanas, recogían la imagen otros hermanos. El cuerpo era tomado por varios miembros de la hermandad que lo portaban a la urna del desfile procesional, que era portada de unas breves andas.

 

La talla se atribuye a la escuela Granadina. De siglo XVII, de autor anónimo aunque la leyenda lo asigna a Miguel Valles, pintor granadino de esa época. Como dato curioso, el Cristo yacente lucía una frondosa melena de pelo natural; su aspecto de crucificado debía de ser semejante al jerezano de la Expiración. El reverendo de la Prioral, Luis Cerezuelo, ordenó en 1.926 a Juan Bottaro crear la actual melena de talla e inmovilizar los brazos, perdiendo así mucho del carácter que tenía la imagen. Se dispone de fotografías tomadas por Bottaro después de concluir el trabajo de “restauración” pero no hay foto alguna que testimonie el aspecto del Cristo antes de 1.926. Por supuesto que tampoco nos ha llegado alguna imagen de cómo era el altar y cómo estaban dispuestos los titulares cuando se encontraban en el monasterio de la Victoria hasta su desamortización en 1.868.

 

La última restauración se realizó a la talla fue en 1.998-1.999, por el restaurador portuense Ortega.

Hermandad de la Soledad y Santo Entierro de El Puerto de Santa Maria

 

Sede Social:

Calle Francisco Lameyer nº 2

(Barriada de Durango)

(Horarios en el Apto. Secretaría)
 

Sede Canónica:

Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros Coronada

Plaza de España, s/n

Horario: L-D 9:00h a 13:00h y de 18:00h a 21:00h

 

Teléfono: 695514652

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hermandad de la Soledad y Santo Entierro - El Puerto de Santa Maria (Cádiz)